Historias Maestras

En este espacio resaltamos a nuestros socios ejemplares, que son su profesionalismo y dedicación logran inspirar.

img

Héctor Rivera
El caleño que le pone todo su empeño a cada proyecto


Héctor Rivera es un caleño que lleva la mayor parte de su vida trabajando en construcción. Hace 35 años, siendo un niño, comenzó a aprender del oficio jugando con los materiales de obra que encontraba cuando acompañaba a su papá a las construcciones donde trabajaba.

“Yo hubiera querido estudiar, pero no sé en qué momento me quedé en las construcciones”.

Héctor ha cumplido diferentes roles y realizado todo tipo de proyectos, desde estructuras hasta enchapes. Un claro ejemplo de sus capacidades es la finca de una gran amiga a la que le hizo todos los acabados de obra blanca, incluyendo el enchape de la piscina y el jacuzzi; es uno de los proyectos que más recuerda y del que más orgulloso se siente. Aunque cada trabajo es diferente y cada proyecto trae nuevos retos, Héctor tiene muy claro que solo hay una cosa que no puede faltar nunca ¡la calidad!

“Un trabajo de calidad es el resultado de hacer las cosas correctamente, con honestidad y buenos productos”.

En Llave Maestra® no solo estamos de acuerdo con Héctor, también estamos convencidos de que el verdadero valor del trabajo de maestros, plomeros y trabajadores de construcción en general está en hacer las cosas bien.

Y es que gracias a las capacitaciones a las que ha asistido, ha conseguido perfeccionar su técnica y aplicar todos los aprendizajes en su día a día. A tal punto que Héctor fue uno de los participantes de “El Enchapador 10”, concurso realizado por Corona, Rubí y Constructor; donde ocupó el 4º lugar.

“Yo vi a un compañero de una obra en la que trabajaba recortando unas etiquetas de un producto, cuando le pregunté para qué era me contó de Llave Maestra® y ahí mismo me metí”.
imge
Héctor llegó hace más de 10 años a Llave Maestra® por accidente y ahora su esposa también hace parte del programa, pues no solo es su compañera de vida, también su socia, la mano derecha que lo apoya y lo acompaña día a día en la construcción del proyecto de vida que soñaron.

“Mi esposa sí es una maestra, ella es la que más aprende de las capacitaciones y en las obras no le queda grande nada”.

“Todo lo que aprendo en Llave Maestra® me ha servido para mejorar en mi trabajo y entregarles a mis clientes, proyectos terminados con la mejor calidad”.

Así como Héctor Rivera, usted también puede crecer cada día en lo profesional; dé lo mejor de usted en cada proyecto y recuerde que en Llave Maestra® encuentra un aliado que lo invita a crecer haciendo las cosas bien.